sello 1

Centro Eclesial de Documentación

Convento Franciscano de Tarija

sello 2

Centro Eclesial de Documentación

Salón IV Centenario del CED

Salón IV Centenario del CED

El Centro Eclesial de Documentación fue fundado en el año 1994 por su actual director, el P. Lorenzo Calzavarini, ocupándose sobre todo de ediciones antropológicas; al mismo tiempo que el Padre Gerardo Maldini administraba las bibliotecas antigua y moderna, el archivo franciscano y el museo "Fray Francisco Miguel Marí".

También, con la colaboración del Padre Pedro Anasagasti, se consolidó la colección de fuentes sobre historia civil, eclesial y franciscana; secundando lo que había comenzado el Padre Mandini.

Dolorosa fue la muerte de estos dos escritores entre los años 1998 y 1999.

El Padre Lorenzo tuvo que hacerse cargo de la totalidad de la obra, dejando el trabajo pastoral en las comunidades vecinas, en especial Tolomosa, donde se había ocupado de la restauración del templo y ambientes para catequistas.

En ese momento el objetivo principal quedaba en la preparación de un acontecimiento significativo como fue el cumplimiento del cuarto siglo de fundación del convento Franciscano de Tarija (1606-2006). Tocaba entonces desarrollar un plan que permita en este periodo llevar adelante actividades de carácter de producción intelectual a fin de difundir la riqueza que significaba la presencia franciscana en la región, y al mismo tiempo reorganizar la estructura conventual para adaptarla a las nuevas necesidades de estos acontecimientos.

Juntamente con las obras conventuales, en coordinación con especialistas, se elaboró un proyecto de intervención para el "Mantenimiento, restauración y re funcionalización del convento" las obras para materializar este propósito tomaron un tiempo prolongado, debido al estado de los sistemas básicos de servicios y la necesidad de seguir utilizando ambientes para no descontinuar el ritmo de la actividad conventual. Un ejemplo de esto fue el caso de trasladar la biblioteca personal que incorporó el Padre Lorenzo (Biblioteca Universitaria) y a su vez la imprenta y librería en un intercambio de sus localizaciones, de este modo se logró tener varios componentes en un único concepto de Centro Eclesial de Documentación donde se reunieron las tres bibliotecas (antigua, moderna y universitaria), el archivo Franciscano, el museo y ambientes para encuentros, investigación y administración.

Sucesivamente se encaró la restauración de la totalidad de los cuadros coloniales del museo en vías de su exposición en las nuevas instalaciones proyectadas. Este trabajo fue realizado durante tres años estipulando los servicios de un equipo de restauradores especialistas a cargo del Señor Iván Aguilera. Así mismo, se encaró otro trabajo requerido por el Gobierno Boliviano, con intervención de técnicos del Vice Ministerio de Cultura, consistente en la catalogación de todos los cuadros y objetos del museo.

Una vez restaurada la antigua enfermería (construcción antigua en donde se encuentra parte del museo) y remodelados los ambientes en los que funcionaron la imprenta y librería se conformó el Museo "Fray Francisco Miguel Mari" incluyendo la sala de arqueología boliviana "P. Anselmo Andreoti", la exposición de enseres de tradición conventual y las pinacotecas de arte colonial y moderna.

Otra actividad específica del Centro Eclesial de Documentación fue la creación y lanzamiento de su página web: wwwfranciscanosdetarija.com.

A lo largo de todo el año 2006, se realizaron actividades científicas y de animación artística y cultural entre las que podemos destacar un simposio de historiadores franciscanos-latinoamericanos y la memorización de fechas principales que llevaron a la formación del convento de San Francisco en Tarija.

Exposiciones artísticas como la de Mimmo Roselli "Atraves del vidrio" en 2007 y la de Gonzalo Ribero, " Pacha" en el mismo año, así como la gestión y emisión estatal de cuatro sellos postales conmemorativos al cuarto centenario de la presencia Franciscana en Tarija y sudeste Boliviano fueron también parte de los eventos realizados.

Los varios atestados de reconocimientos institucionales expresaron su simpatía, aprecio e interés con la obra de los franciscanos en las tierras chaqueñas, el departamento y la ciudad.

Los festejos del Cuarto Centenario fueron un éxito, sea por la configuración general del Centro, sea por el lanzamiento del mismo como centro de estudios Franciscanos.

Después de los festejos del 2006, en posteriores gestiones, se remodelo la sala destinada a la biblioteca moderna y se siguió en pequeños detalles de restauración. Fruto de estos trabajos resulto, de una extrema belleza, la sala litúrgica del museo diseñada por León Saavedra y Organizada en todo detalle por el Padre Artemio Barriuso; del mismo modo se dio vida al salón referente al juego comunicacional con la presencia de la antigua imprenta y diversos objetos de escritura, fotografía y comunicación, incluyendo fotografías de misioneros en el chaco Boliviano y China.

Hay que resaltar el conjunto artístico de ambientes, que adecuan diversos espacios arquitectónicos organizados funcionalmente en una relación lograda entre las partes con la totalidad, sin dejar rincones sueltos o partes que no se incluyan en la concepción general. Sumado esto a las obras de restauración del templo y recuperación del atrio como espacio conventual, no solo constituyó un aporte al mismo, sino sobre todo a la colectividad.

El artífice de este resultado ha sido el Arquitecto José Granda quien ha brindado varios años en este proyecto y su materialización.